¿Cómo puede la elección presidencial impactar su cartera?

¿Cómo puede la elección presidencial impactar su cartera?

La elección presidencial de 2016 está a tan sólo unas semanas de distancia y es probable que, de acuerdo con Facebook o Twitter, la elección de un candidato sobre otro condenará a la democracia, a la economía y al mundo tal como lo conocemos. Es cierto que existe mucha incertidumbre que rodea a esta elección y esto provoca que la gente se sienta incómoda. Este malestar ha llevado a muchos inversionistas a preguntarse sobre qué impacto, de haberlo, tendrá la elección en sus carteras.

En los días previos a una elección, hay una gran cantidad de contenido dirigido al destino que caerá sobre el país si (inserte el nombre del candidato) fuera elegido/a. Lo que pasa con este tipo de contenido es que puede encontrarse un artículo o un vídeo que proporcionará pruebas convincentes de que se trata de las creencias políticas del escritor, independientemente de las creencias que sean. Cuando los inversionistas tienen las mismas creencias políticas que el escritor, fácilmente se convencen de la veracidad y exactitud de lo que el escritor expresa. Por desgracia, este tipo de predisposición de la información puede llevar a la gente a proyectar sus puntos de vista políticos y emocionales en su estrategia de inversión.

 Por lo tanto, si usted está preocupado sobre qué hacer con sus inversiones de capital previamente a la elección, puede relajarse. Desde un punto de vista histórico no hay evidencia que apoye la teoría de que la elección de un partido sobre otro,  o un candidato sobre otro tenga un impacto a largo plazo en el mercado de valores. Según un estudio publicado por Vanguard que rastrea los rendimientos bursátiles desde 1853 hasta la actualidad, estos no tienen prácticamente ninguna correlación con el partido que sea elegido.  Si bien a corto plazo pueden darse oscilaciones o una crisis hasta que el mercado se ajuste a una nueva presidencia, es probable que su cartera no se vea impactada a largo plazo.

Algunas personas creen que ya que el Partido Republicano es, por lo general, más amigable con "los grandes negocios", el mercado de valores florecerá bajo regímenes republicanos. A menudo las personas que tienen esta creencia citan el mercado alcista que se produjo durante la presidencia republicana de Gerald Ford. Si bien es cierto que el S&P 500 ganó un promedio de 18.6 % durante la presidencia de Ford, esta tendencia se puede atribuir a la sincronización y no a las políticas específicas implementadas durante la presidencia de Ford. Ford asumió el cargo inmediatamente después de una recesión, lo que significaba que los valores tenían un precio más atractivo.

 También puede haber escuchado que a la economía, sorprendentemente, le va mejor bajo los demócratas. Si bien es cierto que al remontarnos a 1900, el Dow aumentó un promedio del 9 % durante los regímenes democráticos en comparación con un 6 % durante los regímenes republicanos, esta diferencia es insignificante cuando los rendimientos se ajustan a la volatilidad normal del rendimiento anual del mercado bursátil.

 Al pensar en cómo salvaguardar su cartera de la incertidumbre generada por la próxima elección, es más prudente que usted se centre en su estrategia de inversión que en las políticas específicas de cada candidato, ya que podría causar que se tomen decisiones comerciales basadas en reacciones emocionales. Invertir en función de su conexión emocional con sus puntos de vista políticos lo colocan a usted, y por extensión a su cartera, en el modo reaccionario. Los inversionistas motivados por el miedo, la codicia o cualquier otra emoción,  por lo general toman acciones como reacción a un evento significativo, y para entonces ya es demasiado tarde para que su acción tenga un impacto positivo sobre su inversión. Consideremos el siguiente ejemplo: La empresa XYZ anuncia que ha encontrado una cura para el cáncer y el precio de sus acciones se eleva. Los inversionistas que compran acciones de XYZ en ese momento no hacen más que reaccionar a las noticias y es poco probable que vayan a ganar dinero mediante la compra en la bolsa después del anuncio.

Con el fin de evitar que usted caiga en el "modo reaccionario" debe centrarse en proteger su cartera de la volatilidad mediante la diversificación de sus inversiones. Esto significa que se debe invertir en empresas que abarcan varias industrias, clases de activos y ubicaciones geográficas. Desde un punto de vista histórico, estas subsecciones del mercado rara vez se mueven exactamente al unísono. La idea aquí es que si una de sus inversiones recibe un golpe, su cartera general estará protegida por sus otras inversiones.

 Otra cosa que hay que tomar en cuenta mientras se acerca la elección, es que las buenas compañías seguirán siendo buenas compañías (o no) sin importar quién se encuentre sentado en la Oficina Oval. Si crea una cartera diversificada de empresas en las que cree, entonces usted (o al menos su cartera) no tendrán nada que temer al día siguiente de la elección.

AT&T: ¿Demasiado grande para fracasar o demasiado grande para no fracasar?

AT&T: ¿Demasiado grande para fracasar o demasiado grande para no fracasar?

Siri: cuando sus propios chistes lo condenan…

Siri: cuando sus propios chistes lo condenan…