6 sesgos cognitivos que afectan nuestras decisiones al momento de invertir

6 sesgos cognitivos que afectan nuestras decisiones al momento de invertir

El último boletín semanal de Drive tenía un artículo en profundidad acerca de cómo nuestras inclinaciones políticas pueden afectar (y potencialmente obstaculizar) nuestras decisiones de inversión. El sesgo político es extremadamente relevante en esta etapa pre-electoral, donde la controversia política cobra importancia. Sin embargo, no deja de ser solamente un ejemplo de un sesgo inherente que nosotros, como seres humanos, tenemos con frecuencia. Los sesgos como estos pueden ser conscientes o inconscientes - y el grado en que afectan tus decisiones puede depender de lo bien que verdaderamente te conoces a ti mismo. En cualquier caso, es una posibilidad cierta que algunos sesgos han afectado las decisiones que tomas - incluyendo tus decisiones de inversión. He aquí una lista más amplia de algunos de los sesgos cognitivos que podrían influir en cómo pensamos acerca de nuestras inversiones:

1.      El sesgo de confirmación

Considera el siguiente escenario: esperas que las acciones de Apple suban. Cuando te sientas a almorzar con tus amigos y expresas tu opinión acerca de estas acciones, la Amiga A afirma que también cree que las acciones de Apple van a subir, mientras que el Amigo B opina que ambos están equivocados. En este caso, los sesgos cognitivos intrínsecos hacen que estés más dispuesto a escuchar a la Amiga A que al Amigo B, por el simple hecho de que la Amiga A está de acuerdo contigo. Sin embargo, escuchar o leer solamente aquellos puntos de vista que están de acuerdo con los nuestros no nos permitirá conocer por completo la actitud de los inversores hacia esa acción. Para contrarrestar este sesgo, asegúrate de obtener información de muchas fuentes y darle la misma importancia a los diferentes puntos de vista antes de tomar decisiones de inversión.

2.      El efecto arrastre

En general, a la gente le gusta sentirse acompañada. Nos sentimos mejor cuando seguimos tendencias y nos mantenemos en estilo. Sin embargo, la inversión en acciones es mucho más volátil que llevar esos vaqueros rasgados a la moda o compartir vídeos de "Damn Daniel" en las redes sociales. En mercados que podrían potencialmente elevarse o derrumbarse con el paso del tiempo, debes asegurarte de no elegir tus acciones solo "porque otras personas también lo hacen". Si bien es bueno obtener toda la información antes de comprar, trata de crear tendencias de inversión en lugar de seguirlas.

3.      Aversión a la Pérdida

Una cosa que todos los inversores (y todas las personas, en realidad) tenemos en común es una aversión a la pérdida de dinero. Si perdemos dinero sin obtener nada de una transacción, se siente un poco como un puñetazo en el estómago. Por este motivo, muchos inversores se aferran más de lo que deberían a las acciones que dan pérdida.  Si vemos que alguna de nuestras posiciones pierde dinero drásticamente, muchos de nosotros somos reacios a vender a pérdida, a pesar de que potencialmente, podríamos poner el dinero en un valor más rentable. Para evitar este sesgo, asegúrate de mantener las acciones por un buen motivo y no tengas miedo de perder de vez en cuando.

4.      Sesgo de la confianza excesiva

¿Tienes una buena percepción de un mercado específico? ¿Sientes que sabes más sobre un determinado sector que otras personas? ¿Crees firmemente que el mundo va a ver una tendencia en [tecnología, productos ecológicos, comida rápida, aperitivos saludables, inserta-lo-que-creas-aquí] en los próximos años? Si has respondido sí a cualquiera de estas preguntas, es posible que estés operando con un sesgo de confianza excesiva. El sesgo de confianza excesiva es la creencia de que sabes cosas que otros no saben y que por este motivo tus decisiones serán "más correctas". Sin embargo, este tipo de sesgo puede llevar a los inversores a invertir en gran medida en sólo uno o dos sectores sin saber realmente lo que depara el futuro. No permitas que el sesgo de confianza excesiva sea una razón para no diversificar tu cartera.

5.      Sesgo del statu quo

De la misma manera, muchos inversores que han invertido y ganado dinero en determinadas acciones o industrias en el pasado podrían estar más inclinados a seguir invirtiendo en las mimas acciones, o en algunas similares. Esto se llama sesgo del statu quo. Como seres humanos, nos gustan los patrones y nos gusta estar cómodos. Como inversores, nos hace sentir bien invertir en valores que creemos que son "menos arriesgados" porque nos ha ido bien con ellos anteriormente. Sin embargo, este tipo de sesgo también puede conducir a una menor diversificación o a tener menos beneficios de los que tendríamos al expandir nuestros horizontes.

6.      Sesgo de la falacia del jugador

Eres dueño de la Existencia Hipotética A. Estas acciones han sido positivas durante los últimos cuatro días seguidos y te parece que no puede seguir aumentando en valor un quinto día. Por este motivo, decides vender tus acciones de la Existencia Hipotética A en el mercado abierto al quinto día. Este es un ejemplo de la falacia de los apostadores, en la que los inversores creen que los acontecimientos pasados se conectan directamente a los acontecimientos futuros. Si bien el valor de la Existencia Hipotética A podría variar el quinto día, no es probable que sea por el solo hecho de haber tenido una buena racha en los días anteriores. Debemos tratar de no juzgar las acciones (positivas o negativas) de acuerdo con su historia más reciente, ya que el pasado nunca es un indicador completo del futuro.

Sesgos como estos son muy comunes en la mente de los inversores, a pesar de que rara vez nos damos cuenta de que existen. Cuando tengas que decidir sobre tus inversiones, trata de ser consciente de los sesgos que mencionamos para que tus decisiones sean más holísticas.

 

Un truco sencillo para liberar el potencial de la inversión fraccionada

Un truco sencillo para liberar el potencial de la inversión fraccionada

¿Qué pueden hacer las Acciones Fraccionadas por usted?

¿Qué pueden hacer las Acciones Fraccionadas por usted?